Conectados desde la escuela pública

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunciará hoy la puesta en marcha de un programa de alto impacto en materia educativa y social: cada estudiante secundario de escuelas públicas del país recibirá gratis una computadora portátil, en una versión local del exitoso Plan Ceibal de Uruguay. La diferencia es que los equipos que se entregarán aquí son superiores y el alcance del plan es siete veces mayor: 3 millones de equipos contra 420 mil en el país vecino. El Gobierno preparó un gran acto para comunicar la noticia. Será a las once de la mañana en el Teatro Cervantes y contará con la presencia de gobernadores, ministros, empresarios y especialistas en educación, quienes venían colaborando con el ministro del área, Alberto Sileoni, para alcanzar el objetivo de la alfabetización digital. Además de una computadora por alumno, el Gobierno pagará las inversiones para adecuar la infraestructura de los colegios, instalar antenas para proveer Internet inalámbrica en todo el país y capacitar a los docentes. El costo fiscal rondará los 4000 millones de pesos y será financiado por la Anses con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de las jubilaciones.

El programa se llama “Un alumno, una computadora”. La idea se viene trabajando desde 2005, cuando la Argentina se sumó al plan del estadounidense Nicholas Negroponte –investigador del Massachusetts Institute of Technology– conocido como “One laptop per child”, con el cual se planificaba proveer máquinas de 100 dólares para escolares. La iniciativa no prosperó porque las computadoras nunca alcanzaron ese costo. Sin embargo, bajo la gestión de Daniel Filmus primero, Jorge Tedesco más tarde y Sileoni ahora, la cartera educativa continuó avanzando con experiencias piloto en distintas provincias. Durante 2007 y 2008 se realizaron pruebas con 700 dispositivos en Córdoba, Chubut, Santa Fe, Mendoza, Misiones, Salta y Tucumán, evaluados por especialistas de la UBA, quienes analizaron tanto la respuesta de los equipos como propuestas de trabajo en el aula, contenidos y aplicaciones.

Es una carrera en la que la Argentina no está sola. Uruguay logró hacer punta con el promocionado Plan Ceibal, que concedió computadoras a los chicos de nivel inicial y cuyo alcance va creciendo gradualmente (ver aparte). En términos políticos, ese proyecto fue uno de los más valorados de la gestión de Tabaré Vázquez y el Frente Amplio pudo capitalizarlo en las elecciones que consagraron a José Mujica como presidente. En Chile, el año pasado el gobierno anunció la incorporación de al menos 100 mil máquinas. Hay también proyectos grandes, como en Portugal, donde todos los alumnos de los distintos niveles educativos reciben una computadora. En Libia y en Nigeria están haciendo lo mismo, y en Rusia ya se entregaron 250 mil aparatos. En México hay una experiencia con 100 mil computadoras, mientras que Brasil recién empieza a trabajar en el tema.

El objetivo que se fijó la Argentina es de los más ambiciosos. La Presidenta anunciará hoy que todos los alumnos secundarios de escuelas públicas tendrán su computadora portátil. Son alrededor de 3 millones de adolescentes, de 4800 colegios. El plazo de entrega total sería de tres años, aunque el Gobierno trabajaba para acortarlo a finales de 2011. Para 2010, en rigor, ya se puso en marcha la distribución de 250 mil equipos para estudiantes de tercero a sexto año de colegios técnicos –-industriales y agropecuarios–, con una inversión de 323 millones de pesos. Las primeras 139 netbooks educativas de bajo costo se entregaron hace diez días en la Escuela Técnica Nº 139 de la localidad entrerriana de Viale. “La entrega de estas computadoras portátiles pone en un lugar privilegiado a la escuela pública”, destacó el ministro Sileoni en la ocasión. “La incorporación de nuevas tecnologías es imprescindible en orden de la equidad y la igualdad de oportunidades, para reducir las brechas que hay en nuestro país”, agregó.

De esas 250 mil computadoras, 20 mil son para docentes. Ese proyecto, que ahora se verá ampliado de manera significativa, también contempla la provisión de 1200 servidores escolares, 250 mil pendrives, 20 mil enrutadores inalámbricos para establecer la red áulica y 7150 muebles de guarda y recarga de los dispositivos, entre otros elementos. Se prevé que la entrega de todo el equipamiento se complete este año.

El Ministerio de Educación compró las máquinas tras una licitación pública internacional en la que se impuso la empresa Telefónica Móviles Argentina. El costo final por laptop es de 273,14 dólares. Están provistas de Windows Pro, Office 7, almacenacimiento de 160 GB, dispositivos de seguridad que inutiliza la información y el equipo en caso de robo, pueden transmitir video y tienen garantía por tres años. Son aparatos muy superiores a los que se distribuyeron en Uruguay. Las computadoras son del Estado y los estudiantes las tendrán en comodato, aunque habría una opción para que puedan comprarlas al finalizar el ciclo escolar.

En línea con la política de la Nación, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires lanzó a mediados de marzo su propio plan de alfabetización digital. Se propone abastecer de computadoras portátiles a 160 mil alumnos de escuelas primarias de aquí a finales de 2011. Son estudiantes de escuelas públicas y privadas sin arancel. El año pasado hubo una prueba piloto con la distribución de 815 netbooks en colegios primarios y 1000 en jardines de infantes.

Source: http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-143356.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s